El juzgado de Primera Instancia número 6 de Oviedo anula la cláusula suelo de un préstamo hipotecario de Caja España y condena a la entidad a devolver todas las cantidades cobradas más los intereses.

El juzgado de Primera Instancia número 6 de Oviedo anula la cláusula suelo de un préstamo hipotecario de Caja España y condena a la entidad a devolver todas las cantidades cobradas por la aplicación de la cláusula más los intereses.

abogados clausula sueloEl préstamo en cuestión proviene de una subrogación, negociada entre los demandantes y los promotores de la edificación a quienes compraron la vivienda objeto de la hipoteca. Por este motivo, la entidad basó su defensa en que no había tenido intervención alguna ni en la escritura de compraventa, ni en la subrogación, motivo por el cual el déficit de información sería atribuible a la promotora y no a la entidad.

No obstante, el Juez ha valorado la Jurisprudencia existente en esta materia desde el Tribunal Supremo y afirma en la sentencia, a la que ha tenido acceso la agencia EFE, que “el hecho de que el cliente se subrogue al préstamo de un promotor, no exime a la entidad financiera de advertir o comprobar que el cliente conoce el contenido del préstamo. Además, el banco sabe desde el inicio que las condiciones generales son las que el propio banco establece con el promotor”.

Asimismo, el tribunal ha tenido en cuenta que el banco no entregó información por escrito sobre las condiciones de la cláusula suelo y la ausencia de simulaciones sobre las variaciones de los tipos de interés.

Fuente: Europa Press

El Tribunal Supremo anula ocho cláusulas suelo de Caja Segovia

El Tribunal Supremo anula ocho cláusulas suelo de Caja Segovia

Abogado Reclamar Clausula Suelo

La  nueva sentencia del alto Tribunal reafirma el criterio establecido en su primera sentencia sobre cláusulas suelo, de 9 de mayo de 2013 que anuló las cláusulas suelo de Cajamar, BBVA y Novagalicia, y perfila de forma más pormenorizada el especial deber del banco de transparencia y de comprensibilidad real de dicha cláusula a los clientes.

La Sala Civil del Tribunal Supremo ha anulado ocho cláusulas de Caja Segovia (hoy integrada en Bankia) porque la entidad incumplió el especial deber de transparencia que tenía respecto a estas cláusulas con los clientes con quienes firmó los contratos de préstamo hipotecario.

El alto tribunal rechaza la alegación de la Caja de que las escrituras fueron leídas por los notarios y que los clientes fueron advertidos de la posibilidad de su lectura, ya que ello no suple el deber de explicación y transparencia de las entidades ante los usuarios. La Sala se ve imposibilitada de examinar las consecuencias de la declaración de nulidad de la cláusula suelo a la hora de declarar si las cantidades cobradas por el banco en aplicación de dicha cláusula habrían de devolverse al consumidor, ya que tal cuestión fue  rechazada en primera instancia y no fue recurrida en apelación por la parte perjudicada.

En el fallo se hace mención a la reciente Sentencia del TJUE de 30 de abril de 2014 (C-26/13), “la exigencia de transparencia de las cláusulas contractuales establecida por la Directiva 93/13 no puede reducirse sólo al carácter comprensible de éstas en un plano formal y gramatical”, sino que “esa exigencia debe entenderse de manera extensiva”.

En relación a la retroactividad de las cantidades pagadas de más por los afectados, la Sala concluye que se ve imposibilitada de examinar las consecuencias de la declaración de nulidad de la cláusula suelo a la hora de declarar si las cantidades cobradas por el banco en aplicación de dicha cláusula habrían de devolverse al consumidor ya que tal cuestión fue rechazada en primera instancia y no fue recurrida en apelación por la parte perjudicada.

Fuente: poderjudicial.es

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Málaga ha declarado nula la cláusula suelo de un préstamo hipotecario suscrito por una pareja de Alhaurín de la Torre con BBK Cajasur

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Málaga ha declarado nula la cláusula suelo de un préstamo hipotecario suscrito por una pareja de Alhaurín de la Torre con BBK CajasurAbogado Demandar Banco Valencia

La pareja había firmado su hipoteca el 10 de enero de 2007 por un importe total de 246.900 euros, pagadera en 360 meses, y a la que se aplicaba un diferencial de un punto sobre el Euribor. Lo que los prestatarios desconocían era la inclusión de una cláusula que limitaba el tipo de interés aplicable al contrato, y que establecían un tipo mínimo (suelo) del 3% y un máximo (techo) del 12%.

El abogado de los demandantes afirma que «no se ha acreditado que la entidad demandada haya informado perfectamente a los actores del comportamiento previsible del índice de referencia, por lo menos a corto plazo; y de las consecuencias reales que tendría en la práctica la presencia de la cláusula suelo, de tal forma que pudieran conocer que cuando la misma opera, lo estipulado es un préstamo a interés fijo mínimo, en el que las variaciones del tipo de referencia a la baja probablemente no repercutirían o lo harían de forma imperceptible en su beneficio».

El Juzgado ha dado la razón a los demandantes, anulando la cláusula que venía aplicándose desde el año 2009 y condenando a la entidad financiera a devolver todas las cantidades percibidas en virtud de la misma, importe que asciende a 5.546 euros.

Fuente: Laopiniondemalaga.es

La Audiencia de Ciudad Real condena a una entidad bancaria a devolver lo cobrado a un cliente por la aplicación de la cláusula suelo

La Audiencia de Ciudad Real condena a una entidad bancaria a devolver lo cobrado a un cliente por la aplicación de la cláusula suelo

Clausula Suelo Hipoteca

 La Audiencia de Ciudad Real da la razón al demandante, que ya había obtenido la nulidad de la cláusula en el Juzgado de primera instancia donde se inició el procedimiento, pero que no le había dado la razón en lo referente a la devolución del dinero abonado de más por la aplicación de la cláusula suelo en su préstamo hipotecario.

La Audiencia dictamina en la sentencia que dicha cláusula es nula, basándose en la famosa sentencia del tribunal Supremo de mayo de 2013, que estableció la nulidad por  no superar el llamado “filtro de transparencia”, esto es, la inexistencia de información por parte de la entidad bancaria que “fuera clara, no ambigua, ni oscura, a lo que se sumó la falta de previsiones sobre la evolución de los tipos de interés”.

Según informa Europa press que ha tenido acceso a la sentencia, en el fallo se afirma que “el demandante se vio perjudicado por la cláusula suelo por no comprenderla en su totalidad”. La entidad no ha probado que cumpliera con el deber de mínima información al cliente, así como tampoco que no hubiera enriquecimiento con la cláusula suelo establecida y mala fe.

Todo ello determina, según dictamina la Audiencia, la condena a la entidad bancaria para que devuelva en su totalidad al demandante los pagos realizados en exceso como consecuencia de la cláusula suelo. Esta sentencia no es firme y cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Fuente: Europa Press

La Audiencia Provincial de Guipúzcoa condena a Caja España a devolver el dinero indebidamente cobrado por una cláusula suelo

La Audiencia Provincial de Guipúzcoa condena a Caja España a devolver el dinero indebidamente cobrado por una cláusula suelo
nulidad de clausula suelo

Esta vez ha sido la Audiencia Provincial de Guipúzcoa que ha estimado el recurso interpuesto por un matrimonio, cliente de Caja España, al haber obtenido la negativa en la sentencia anterior del Juzgado donde presentó la demanda de nulidad de la cláusula suelo.

De este modo, la resolución estima los argumentos de los demandantes, al considerar que hubo falta de información a los consumidores, pues no ha quedado totalmente demostrado que la entidad demandada hubiera explicado “de forma clara y precisa de la cláusula que concertaban y de sus implicaciones económicas, a fin de que tuvieran perfecto conocimiento de las obligaciones que asumían, de la carga económica que la firma de la misma comportaba, de la posición jurídica en la que se situaban, y de los riesgos que finalmente afrontaban”.

En la sentencia se afirma que tampoco “ha quedado acreditado que esa cláusula suelo-techo fuera objeto de negociación” como  tampoco “la entidad ha probado que hubiera entregado previamente a la formalización del préstamo un folleto informativo en relación a ese préstamo que se pretendía concertar”.

Por todo ello, en la sentencia se condena a Caja España, en la actualidad Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, a devolver todas las cantidades abonadas por su cliente, a causa de aplicar la cláusula suelo, hasta la fecha de la sentencia más los intereses legales, asimismo le condena a pagar las costas derivadas del procedimiento y a rehacer el cuadro de amortización del préstamo.

Primera sentencia en Salamanca a favor de la nulidad y retroactividad de la cláusula suelo

Primera sentencia en Salamanca a favor de la nulidad y retroactividad de la cláusula suelo

 Abogado Valencia, Clausula Suelo, Clausulas Abusivas, Hipoteca, Demandar Banco, Valencia

 

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Salamanca ha fallado a favor de los demandantes, declarando nula la cláusula que limitaba el tipo de interés mínimo de su préstamo hipotecario “por abusiva” y condenando al banco a devolver a los prestatarios las cantidades pagadas en exceso debido a la aplicación de esta cláusula.

En la sentencia del día 30 de septiembre, y a la que ha tenido acceso el diario SALAMANCA24HORAS, el Juzgado de Primera Instancia número 4 estima la demanda interpuesta y declara la nulidad del párrafo insertado en la Cláusula Tercera Bis del contrato de préstamo hipotecario de fecha 15 de mayo de 2003 donde se recogía que “en ningún caso el interés nominal anual resultante de cada variación podrá ser superior al doce por ciento (12%) ni inferior al tres por ciento (3%)”. La Juez considera que “la firma del contrato se hizo con la creencia firme por parte de la demandante de que estaba firmando un crédito hipotecario de interés variable, no una cláusula suelo-techo”. Por este motivo, añade la sentencia, “cabe concluir que la actuación del banco demandado fue contraria a las exigencias de la buena fe y evidentemente creó un desequilibrio en las prestaciones, como evidencia el incremento de las cuotas hipotecarias resultantes de la firma del contrato, cuando la verdadera voluntad de la actora era el mantenimiento de la cuantía de la cuota hipotecaria frente a eventuales subidas del Euribor”.

La juez ha condenado a la entidad a eliminar esa cláusula suelo del contrato de préstamo hipotecario, a recalcular y rehacer, con efectos desde la fecha de interposición de la demanda los cuadros de amortización del préstamo hipotecario al interés variable pactado con los demandantes correspondientes al euríbor +0,70 %, a la devolución de cuantas cantidades hayan sido abonadas a mayores, más el interés legal desde la fecha de cada cobro hasta su completa satisfacción.  No obstante, la sentencia no es firme y el banco puede presentar un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Salamanca.

Fuente: salamanca24horas.com

Un Juzgado de Sevilla anula una cláusula suelo y exige al banco que devuelva 9.000 euros a un cliente

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla ha declarada nula la cláusula suelo introducida en un préstamo hipotecario, y ha condenado a la entidad, en este caso Credifimo, a devolver a su cliente las cantidades cobradas en virtud de la aplicación de esta, aproximadamente 9.000 euros.abogados clausula suelo

 

Según informa Europa Press que ha tenido acceso a la sentencia, el préstamo se había firmado en mayo de 2008 y contenía una cláusula suelo del 4,10% sobre la que el demandante pidió la nulidad por ser “abusiva, poco transparente y contraria a la buena fe”, argumentos que como eran de esperar han sido rechazados por la entidad financiera.

El juez considera que la documentación aportada por Credifimo “no prueba que la cláusula haya sido negociada y no impuesta, pues es práctica habitual que el banco pase a la firma dicho documento como requisito necesario para la concesión del préstamo”.

“Una negociación supone una variación de los parámetros de la operación, y eso debe dejar rastro documental de algún tipo en la entidad que refleje cómo se empezó la negociación y cómo ha concluido”, pero “nada de eso se ha aportado”.

El juez subraya que la demandada “tenía en su mano haber aportado prueba acreditativa de que la cláusula controvertida fue negociada, pero no lo ha hecho, por lo que debe estimarse que estamos ante una condición general de la contratación”. La cláusula, asimismo, “recibe un tratamiento impropiamente secundario, de modo que el consumidor no percibirá su verdadera relevancia”.

Además, “no hay prueba alguna de que hubiera simulaciones de subidas y bajadas del tipo –teóricas– que hubieran permitido ilustrarse al consumidor en ese momento de contratar el juego de la cláusula suelo, de manera que en fase precontractual comprendiera que estaba en realidad contratando un préstamo con un tipo de interés mínimo fijo –del 4,1 por ciento– y que este era el ‘suelo’ durante 38 años que iba a impedir mayores bajadas aunque se redujera el tipo de referencia”.

Tras subrayar que “la cláusula no supera el control de transparencia y ello conlleva su nulidad”, el juez declara que también “hay abusividad” en el ‘suelo’ del contrato y obliga a la entidad a devolver al cliente las cantidades percibidas como consecuencia de la aplicación de la cláusula con el interés legal correspondiente.

Fuente: Europa Press

Un Juzgado de Pamplona anula una cláusula suelo y otorga la retroactividad

Un Juzgado de Pamplona anula una cláusula suelo y otorga la retroactividad

Abogado Valencia, Clausula Suelo, Clausulas Abusivas, Hipoteca, Demandar Banco, Valencia

El Juzgado de Primera Instancia número 7 de Pamplona ha declarado nula la cláusula suelo de un préstamo hipotecario y los intereses de demora fijados en el mismo.

El juzgado ha estimado la demanda, interpuesta contra Caja España, al considerar que el contrato no supera los criterios de transparencia en cuanto a la información ofrecida a cliente previamente y durante la contratación.

En cuanto al tipo de interés de demora, fijado en el 18%, el Juzgado considera que también es abusivo, y precisa que, “el hecho de establecer en sí un interés de demora no puede reputarse abusivo, sino el importe establecido, en cuanto exceda del criterio legal impuesto en la reforma de la ley 1/2013, esto es, en cuanto exceda de un 12% en el que procede limitar el intereses de demora”.

La sentencia declara nula la cláusula suelo, y exige a la entidad el recálculo del cuadro de amortización del préstamo teniendo en cuenta únicamente el Euribor más el diferencial pactado en el mismo préstamo, en este caso el 0,67% . Acto seguido la entidad deberá devolver al cliente las cantidades cobradas de más.

Esta sentencia aun no es firme, por lo que el banco puede solicitar recurso de apelación.

Fuente: noticiasdenavarra.com

Anulada otra cláusula suelo

Nueva sentencia en Toledo a favor de la nulidad y retroactividad de la cláusula suelo

Demandar Banco en Valencia

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Toledo ha dictado sentencia a favor de un afectado por la cláusula suelo. El demandante, cliente de Caixabank, tiene firmado con la entidad un préstamo hipotecario que el Juzgado ha considerado abusivas y por tanto nulas. Estas cláusulas limitativas del tipo de interés establecían un mínimo del 4,5% y un máximo del 15%.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso la agencia EFE, además de anular dicha condición del contrato, se condena a la entidad a devolver las cantidades cobradas de más por la aplicación de la cláusula más las costas causadas.

 

Fuente: Agencia EFE, Diario ABC

Las reclamaciones por cláusula suelo saturan al Banco de España

Las reclamaciones por cláusula suelo saturan al Banco de España

 El departamento de Conducta de Mercado y reclamaciones del Banco de España ha recibido, durante los meses de enero a julio de este año, 20.826 quejas, de las cuales, 9.925 corresponden a las cláusula suelo, un 144% más que las recibidas durante el mismo periodo en el año anterior.

En total, a lo largo del año 2013, el Banco de España recibió 35.186 demandas y un total de 17.979 eran relacionadas a límites en los tipos de interés. Esto dio lugar a que el organismo se viera desbordado y tuviera que sacara a concurso la gestión de las quejas para poder ser resueltas en el plazo de cuatro meses, tal y como aconseja la ley.

Según informa el economista en su versión digital, el Tribunal Supremo reconoce que son cláusulas legales, pero sustenta la nulidad basándose en la falta de transparencia.

Por ello, el Gobierno ha tenido que introducir modificaciones en la ley con el objetivo de evitar que esto vuelva a ocurrir, por lo cual, ahora el cliente deberá certificar con su puño y letra que conoce la existencia de la cláusula y la acepta.

En el artículo, el diario expone un ejemplo clarísimo de lo que supone tener en estos momentos una hipoteca con cláusula suelo y dice: “En una hipoteca teórica de 140.000 euros a 20 años y suscrita con un diferencial del 0,50 sobre el euribor, el titular estaría pagando 168 euros mensuales más si su precio se encuentra topado al 3,5 por ciento.”

El ejemplo expuesto es muy claro, pero se queda corto, teniendo en cuenta que existen topes por encima del 4 ó del 5%.

Fuente: eleconomista.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: